• Privacy Policy
  • DMCA
  • Impressum

A 700 pies de profundidad en una cueva inexplorada, una vista inaudita aguardaba por exploradores

En 1986 hicieron un descubrimiento en la Cueva Lechuguilla de Nuevo México, en el Parque Nacional de las Cavernas de Carlsbad. Desde entonces, grupos de espeleólogos han inspeccionado muchas millas del laberinto subterráneo. Pero, en octubre de 2019, Max Wisshak y su equipo cruzaron un largo pasadizo. ¿El resultado? Se sorprendieron y deleitaron con algo novedoso.

Lago de Cielo Líquido

Para llegar hasta la cueva es necesario atravesar el Lago del Cielo Líquido. Sin embargo, desde 1993, las autoridades no se lo permitían a ningún investigador. ¿El motivo? Preservar la pureza del paisaje. No obstante, en 2019, Wisshak y su equipo obtuvieron el permiso, ya que se comprometieron a cumplir los pasos necesarios para no contaminar la fuente de agua.

Vistas extraordinarias bajo tierra

Entonces, durante una semana los exploradores indagaron por el territorio desconocido. Fue una expedición subterránea llena de vistas extraordinarios. ¿Quieres más detalles? Primero, conozcamos el Parque Nacional de las Cavernas de Carlsbad en general y la Cueva de Lechuguilla en particular.

Caverna de Carlsbad

80 cuevas distribuidas en unas 70 millas cuadradas conforman este Edén. Una de ellas es la propia Caverna de Carlsbad. Todas se formaron hace unos 250 millones de años, en época de dinosaurios. ¿Dirección? Toma la carretera que te lleva a la parte más al sur de Nuevo México, hasta el desierto de Chihuahua, un lugar dominado por las elevadas montañas de Guadalupe. No podrás perderte.

Un arrecife que alguna vez fue grandioso

El Parque Guadalupe es territorio vecino. Durante la era antigua, las 100 millas de tierra que bordeaban el parque estaban cubiertas de un mar poco profundo en el que se imponía el Arrecife Capitán. En la actualidad, los afloramientos de esta entidad se mantienen visibles con algunas secciones que se elevan hasta 1,000 pies.